Recientemente ha salido al mercado una nueva ayuda técnica llamada Upsee. Se trata de un arnés que adosado al cuerpo del adulto permite a los niños con problemas de movilidad dejar por un rato su silla de ruedas para mover sus piernas al ritmo de quien porta el arnés.

upsee fotoLa idea de crear este dispositivo fue de Debby Elnatan, musicoterapeuta y madre de un pequeño con parálisis cerebral. Debby estaba cansada de tener que llevar a su hijo Rotem en una silla de ruedas a todos lados, y soñaba con verle caminar, así que se puso manos a la obra, y diseñó Upsee. El dispositivo lleva unas correas que se fijan a la cintura y las piernas del adulto y del niño, además de un par de sandalias que van unidas a unas más pequeñas, adaptadas al pie del niño. Al simular el movimiento natural de caminar permite al niño tener una nueva experiencia de movimiento.

El invento ha sido evaluado por expertos europeos, quienes reconocen que este arnés, mejora las habilidades motoras y fortalece los músculos de los pequeños. Además coinciden en que esta creación puede cambiar y fortalecer el vínculo entre los padres y sus hijos con discapacidad. A corto plazo, Upsee mejora la participación familiar y la calidad de vida, mientras que la investigación sugiere que tiene el potencial para ayudar con el desarrollo físico y emocional a largo plazo,

La idea tuvo tan buena acogida, que la compañía Leckey, con sede en Irlanda del Norte, y con una larga trayectoria en la fabricación de equipamiento para niños con necesidades especiales, comenzó la producción a gran escala de este equipo, bautizado como Firefly Upsee. Por ahora, en nuestro país, el dispositivo puede adquirirse solo a través de su página web http://www.fireflyfriends.com/ aunque por ahora sólo se encuentra en inglés.

En la misma página web, hay testimonios de familias que lo ha probado, y que cuentan su experiencia. Es el caso de Nachman un niño de 4 años con PCI diagnosticado de tetraplejia espástica, durante 30 días su programa habitual de facilitación de la marcha con un caminador posterior fue sustituido por el uso de Upsee. Explican que al finalizar los 30 días los terapeutas de Nachman valoraron una mayor actividad en sus glúteos, cuádriceps e isquiotibiales, así como una mejor extensión del tronco. También notaron mejoras en la activación de la cabeza y en el control postural de la bipedestación.

upsee segunda manoYo tuve la oportunidad de probarlo un momento con un niño y es cierto que aunque a priori, pensaba que sería una ayuda que solo aportaría beneficios a nivel social y lúdico, una vez que te lo colocas, te das cuentas que es un trabajo de bipedestación y facilitación de la marcha activo-asistido muy importante. El niño al estar en bipedestación tiene que estar constantemente activando su musculatura postural antigravitatoria, además, al dar el paso, yo sentía que él activaba también su musculatura para darlo conmigo. Al estar bien sujeto de tronco, los brazos quedaban más libres, y el niño tenía más capacidad para explorar con ellos el entorno. Fue un momento muy lúdico, en la que tanto el niño como yo, lo pasamos bien y compartimos la experiencia. Es importante encontrar actividades que ayuden a fortalecer también el vínculo terapeuta-paciente, momentos en los que la terapia se vuelva algo divertido y Upsee lo consigue.

Candy Piña, fisioterapeuta pediátrica.