Hace algunas semanas, caminando por las calles de Londres, nos cruzamos con una persona en silla de ruedas, la cual tenía contacto visual a nuestra misma altura. El hombre conducía una silla muy peculiar e interesante, de la que hemos estado recopilando más información para compartirla con vosotros. Se trataba de una silla ya descatalogada llamada iBOT 4000.

La silla de ruedas iBOT fue una revolución para las personas discapacitadas, su desarrollo se inició en 1990 por Dean Kamen, en 2003 se lanzó a todo el mundo con enorme éxito pero en 2006 Medicare retiró inesperadamente la cobertura de seguro ya que no consideró las funciones de la silla de “necesidad médica”, por lo tanto el iBOT, con un alto coste ($24,000) compitió contra otras mucho más baratas, como las sillas de ruedas manuales, convirtiéndose en un lujo para pocos.

Este sistema de movilidad, iBOT, es una silla de ruedas eléctrica impulsada por un sofisticado sistema que combina sensores, software y giroscopios. Puede subir escaleras, bordillos, atravesar terreno irregular como arena, grava, césped, hierba alta, etc, siempre manteniendo un alto nivel de seguridad.

El iBOT combina funcionalidad y confort, y está programado para calibrar el centro de gravedad del usuario y así mantener el equilibrio constantemente. Cuando te mueves, la iBOT se mueve contigo. Dispone de una posición que permite al pasajero elevarse al nivel de los ojos para mantener una conversación cara a cara y para llegar a los estantes y armarios.

scooter usada segunda mano

Sin embargo, la silla no es para todo el mundo ya que los usuarios deben tener funcionalidad por lo menos en uno de sus brazos. La silla además requiere de un cierto esfuerzo, por ejemplo, los usuarios se deben inclinar hacia adelante o hacia atrás para dirigir la silla hacia arriba o hacia abajo. Así mismo, la persona debe ser capaz de sostenerse de una barandilla mientras sube o baja escaleras.

Después de ser descatalogada, la Fundación de América Huey 091 sigue aún hoy en día tratando de reactivar la producción del iBOT creando una nueva generación para continuar cambiando la vida a miles de personas.

A pesar de no estar a la venta como nueva, quizá haya usuarios que la adquirieron años atrás y ahora estén interesados en venderla de segunda mano, aunque por la relación oferta / demanda, su precio como producto usado y ya no disponible  en el mercado haría que su precio fuera incluso más alto que el expuesto lineas arriba.

Si queréis expresar vuestra opinión acerca de la silla, no dudéis en escribirnos más abajo, en los comentarios.