Los gastos de envío los debería cubrir el comprador. Este puede desplazarse a tu domicilio o donde le indiques para recoger tu producto ortopédico pero si desea que se lo envíes entonces recomendamos que el comprador coordine la entrega y recogida.