Cuando compres el producto y lo recojas, te aconsejamos que te tomes tu tiempo comprobando que todo está en la condición que esperabas y tenga la funcionalidad acordada.

Lo ideal es disponer de 48 horas desde la recepción del producto para notificar su devolución aunque esto se establecerá de mutuo acuerdo entre el comprador y vendedor.